Entradas

Coober Pedy Trabajar en Australia

Ansiosos por retomar las carreteras, nos despertó un llamado telefónico de una agencia de reclutamiento especializada en trabajos en el Outback*. Nos entrevistaron en el transcurso de ese día, mientras manejábamos destino a Perth, y al cabo de unas horas nos confirmaron que teníamos el trabajo; avanzamos por la misma ruta en la que estábamos con un desvío clave… tomar la salida hacia el ¨Red Center¨.

No teníamos mucha noción de adónde íbamos, pero la oferta sonaba tentadora, el desafío interesante y la desesperación por conseguir trabajo no nos dio lugar a dudas. Consultamos nuestra guía de viajero (lonely planet) para conocer la ciudad de destino, a la cuál describe de la siguiente manera:

¨Aberración de desolación humana, entre abrasadoras llanuras áridas que se convierten en infinitos agujeros y pilas de tierra generados por mineros en busca de ópalos. Atrae a miles de turistas a pesar de los enjambres de moscas, la falta de árboles, los días de 50° en verano y las noches bajo 0° en invierno. Los escombros oxidados en el frente de las casas te hacen pensar que llegaste a la tierra de la chatarra”.

Con un comentario no muy alentador seguimos viaje, mientras las carreteras se volvían despobladas y la vegetación se iba tornando rojiza hasta desaparecer por completo en llanuras que llegaban más lejos de lo que uno puede ver.

Tardamos un total de 4 días en recorrer los 2000kms que nos separaban de Coober Pedy y sorpresivamente nos encontramos con un pueblo en el medio del desierto mucho más grande de lo que nos imaginábamos. Alrededor de 2000 personas y 44 nacionalidades habitan este apasionante lugar, que se caracteriza por ser el mayor productor de Ópalos del mundo y el más cosmopolita de Australia.

Si bien su origen fue minero, y tuvo su auge en los años 80, hoy es un destino turístico imperdible, de camino a una de las mayores atracciones de Australia: Uluru, Ayres Rock o el Red Center como algunos lo suelen llamar. Se destacan atracciones como un auto-cine, campo de tiro, cancha de golf de tierra, iglesias, hoteles, restaurantes y bares subterráneos, sin contar los atardeceres indescriptibles y las noches inmensamente estrelladas.

Otra particularidad del lugar es que muchos de los habitantes viven en los llamados ¨doug out¨, absolutas mansiones subterráneas de hasta 400 m2 se esconden dentro de las colinas donde sus dueños disfrutan de una temperatura constante de aproximadamente 20 grados todo el año sin importar el duro clima exterior que los azota.

Finalmente conocimos a Jaques, un francés recién incorporado como gerente de operaciones de Desert Cave, el hotel más prestigioso del lugar, que amablemente nos ofreció pasar una noche en una de las habitaciones subterráneas del hotel para que tengamos una experiencia auténtica de nuestro futuro lugar de trabajo.

Al día siguiente nos ubicaron en una habitación de un hotel cercano, donde tenemos una habitación privada con heladerita y baños y cocina compartida. Nos dieron los uniformes y nos informaron nuestros puestos de trabajo: Franco, como siempre, encargado del bar y de la sala de juegos y Sabrina ¨all-rounded¨ o ¨un poco de todo¨ (Limpieza, moza, vendedora, etc…), como el resto de los habitantes del pueblo que tienen al menos 3 roles o puestos de trabajo.

 

*Nombre que los australianos utilizan para denominar a las zonas remotas, alejadas de las ciudades y mayormente áridas.

Recorriendo la ciudad en búsqueda de trabajo y luego de que todos nos dijeran: “busquen trabajo con el kiwi que es la temporada…aquí en hoteles, bares y restaurantes la temporada de verano ya pasó” Sin bajar los brazos. Entramos a un bar muy TOP frente a la playa, una cadena australiana, uno de los mas grandes y tiene varias sucursales: THE COFFE CLUB, la manager, una coreana nos dijo que no había nada disponible, pero  luego hablando y haciéndonos los simpáticos nos dijo: I LIKE YOU GUYS!!… por lo que nos dijo: “necesito un solo chef…alguien que me ayude a cocinar a mi, pero solo 1 así que mañana a la 8am vengan y les tomo una prueba, el requisito es que les guste cocinar». Iniciando la jornada laboral de prueba gratuita aprendimos a hacer huevos porcheados (que de hecho desayunamos…puaj), muffins de canela, sándwiches con tocino y varias cosas super interesantes. Al final de la jornada, tipo 15.30 Janet nos dijo que realmente le gustábamos y que ella no le daba esa oportunidad a nadie porque nadie le convencía, pero que quería a cualquiera de nosotros allí. Pero que como estábamos fuera de temporada (esto es tipo Pinamar…en invierno u otoño muere) solo nos podría dar muy pocas horas y no t deja ni ahorrar…lo que ganas lo gastas en vivir. Nos dijo muy amablemente que nos convenía trabajar para los kiwis, que busquemos y pensemos, que si igual decidíamos trabajar con ella eramos bienvenidos y que nos quedemos todo el año.

Al otro dia, indecisos y preocupados porque esa era nuestra única oferta y no era muy buena fuimos nuevamente a las packhouses y en la oficina de empleos la de RRHH nos dijo: vengan hoy a las 18,30 a la inducción y mañana a las 7 empiezan.

Cuestión que ese dia a la tarde fuimos, una fabrica GIGANTE, MOUNSTRUOSA llamada HUKA PACK, que hace el control de calidad, los selecciona, los empaqueta y los distribuye. Cuando firmamos el contrato y nos informan los horarios: de 7pm a 6am! 11 horas durante la noche. El lado bueno es que nos pagan 1 NZ mas por hora! Algo es algo!
Nuestra última noche de libertad, antes de sumergirnos en el esclavo mundo del trabajo obrero, nos fuimos a Rotorua, a pocos KM de MT MAUNGANUI donde se aprecia mucha cultura Maori, hay varios lagos hermosos, y hay muchos gaysers, que es humo-vapor que sale por los pisos provenientes del calor del interior de la tierra. Quisimos ir a un parque pero salía muy muy caro, asi que decidimos pensarlo mejor. Queríamos también tirarnos de unas bolas gigantes de plástico con agua por una montaña de las que se tiró Marley en “Viajando x el mundo” aquí mismo, pero al saber que era caro y tarde preferimos posponerlo también.

Con la idea de pasar la noche alli (ya que llevamos la casa a cuestas) fuimos al centro de información turística y elegimos como 30 folletos (es muy turística esta zona). El objetivo era: conocer, disfrutar y recorrer de manera económica. Pues encontramos un parque llamado “REDWOOD” (MADERA ROJA) que contaba con mas o menos 6 circuitos de Treking. Decidimos, tipo 4.30pm hacer el de 2 horas de modo que no anochezca….pero claro…si paramos 20 minutos a tomar mate y observar la vista de los gaysers el tiempo estipulado se extiende. Pues bien… en medio de las Secuoias (arboles altísimos) del bosque sin iluminación artificial la noche empezó a asomarse y a dejarnos perdidos y cagados en las patas ahí. No había buena señalización y realmente nos asustamos mucho. Miles de luces entre los arboles, símiles a ojos de animales nos asechaban. Las linternas de los celulares nos ayudaron a pisar dentro del camino y vigilar que nada nos comiera o atacara. LLEGAMOS!! LLEGAMOS!

De vuelta a la VAN tocaba ver donde dormíamos esa noche, mientras buscábamos camping encontramos una Feria de comidas de todo el mundo donde comimos diferentes cosas. Luego visitamos un camping que era lujosísimo y carísimo también, asi que fuimos a otro, el cual estaba lleno…sin mas opciones: free camping in the street. Es muy común aca y muchos lo hacen, de hecho habían muchos en la calle…estacionas tu VAN y allí dormis, hay baños públicos muy buenos (algunos mejores que otros). Estacionamos frente al lago y pasamos allí la noche.

7pm hora Neocelandeza : Iniciamos el primer dia laboral en la empaquetadora como Packers. De pedo nos tocaron las maquinas nuevas que son mucho mas simples de usar…caen los kiwis en la cinta deslizadora  y tenemos que acomodarlos en los huequitos para que luego la maquina los succione y coloque en cajas…el proceso de empaquetado sigue rumbo hacia gente que cierra las cajas y las etiqueta y luego otras personas las apilan y atan de a montones. La fabrica trabaja 24hs y tiene mas de 150 empleados por turno, es monstruosa! El trabajo es fácil, rutinario y aburrido, las 11hs parados, salvo x los recreos (2 de 15 min cada uno y 1 de 30 min).

Ahora estamos en un nuevo camping de Mt Munganui, nos mudamos a uno mas económico, que es muy lindo, tranca y limpio pero mas lejos de la playa y el centro…de todos modos nuestra jornada laboral tampoco es que nos permite disfrutar la vista y el camping…cuando trabajamos estamos en a fabrica y cuando es de dia dormimos..el rato libre vamos a la playa o a seguir recorriendo.
En fin…tratando de acomodar entonces los horarios y siendo aquí las 4:30 am de nuestro day off les mandamos un beso gigante a todos.

Mirá las fotos aquí